Por qué será que cada vez que pensamos en la palabra cerramiento nos viene a la cabeza un muro opaco y recio, sellado y desconectado con el resto. No tiene que ser siempre el caso, de hecho la materialidad con la que lo diseñemos lo puede cambiar todo. De esta manera, el cerrar puede convertirse en un símbolo de unión. Cerrar no tiene por qué ser siempre sinónimo de separar.

En este post te traemos las ventajas de utilizar un cerramiento de vidrio para diferenciar tus espacios.

¿Por qué separar espacios con vidrio es la mejor opción?

El vidrio es un material que nos ofrece infinidad de posibilidades. Cuando pensamos en soluciones para separar espacios, queremos que esas separaciones nos ocupen el menor espacio posible, es por eso que el vidrio se presenta como una opción muy válida en este caso. El cristal es además muy ligero lo que hace que el espacio no se empequeñezca al dividirlo. Además es un material dúctil que nos permite darle infinidad de tratamientos con los que podemos obtener más o menos transparencia, que deje pasar o no la luz, podemos decorarlo con distintas técnicas…Todo va a depender del efecto que queramos conseguir.

Consejos útiles sobre el diseño y su colocación

“Los cerramientos son superficies envolventes que delimitan y acondicionan los espacios tapando o cerrando una abertura para impedir el paso del aire o la luz.” (Entrevidrios, 2018)

Los cerramientos tienen distintas funciones, una de ellas es actuar como separadores de espacios utilizando puertas correderas. La opción más frecuente es 1 fijo + 1 puerta corredera, el planteamiento dependerá del espacio a cubrir y de la zona de paso.

Las puertas correderas de vidrio se deslizan gracias a una guía que debe estar bien anclada a alguna superficie, normalmente se fija a techo o a pared. En la parte inferior se coloca un guiador, nunca debe invadir la zona de paso, éste guía el desplazamiento de la puerta.

Las puertas abatibles siempre deben abrir hacia el espacio en el que entramos, no ocurre lo mismo con una puerta corredera, ésta se desplazará en la zona que más nos convenga, ya que no invade ningún espacio en su apertura, deslizándose así por detrás o por delante del fijo, de manera que en su máxima abertura quede a ras con él, debiendo de tener, en este caso, la misma medida.

¿Es buena idea usarlo para cerrar vestidores?

Los vestidores abiertos son tendencia, pero son un engorro si eso supone el que tengamos que tenerlos siempre arreglados. Sin embargo, cerrar un vestidor, que suelen ser espacios sin luz natural y pequeños, con una puerta maciza reduciría todavía más el espacio y podría generar sensación de claustrofobia, incluso.

Es por eso, que un material como el vidrio, que es ligero y deja pasar la luz, es la propuesta perfecta para este uso, ya que además jugaríamos con la opción de darle más o menos transparencia eligiendo el vidrio adecuado para ello.

Recientemente hemos realizado un proyecto utilizando esta solución, es la que mejor se ha adaptado al espacio y necesidades de nuestro cliente.

¿Has decidido ya cómo vas a cerrar tus espacios? ¡Consúltanos sin compromiso!

Bibliografía

¿Qué es un cerramiento? | Entrevidrios – Especialistas en Vidrios. (2018). [Accedido el 21/01/21] de https://entrevidrios.com/D/post/que-es-un-cerramiento/#:~:text=Los%20cerramientos%20son%20superficies%20envolventes,cerramientos%20pueden%20cumplir%20diversas%20funciones%3A&text=Delimitaci%C3%B3n%20del%20espacio%20arquitect%C3%B3nico%20y%20separaci%C3%B3n%20de%20espacios.

 

Abrir el chat
¿Podemos Ayudarte?
Hola. ¿Necesitas ayuda o información?
Escríbenos y te responderemos lo antes posible.
Gracias